martes, 26 de junio de 2018

El estres engorda igual que una hamburguesa doble con queso

El estrés engorda igual que una hamburguesa doble con queso

 El cortisol influye directamente en la circunferencia de la cintura. Si le mide más de 100 cm, pida unas vacaciones
estres engorda
 Si se ha subido a la báscula y comprueba con horror que no es solo que no pierda peso, sino que además lo gana, —y eso que atraviesa por una racha que le tiene con los nervios de punta—, tal vez le interese saber que el estrés está zampando por usted. Y no tiene por qué ser así.

El estrés es una reacción fisiológica de defensa ante ciertas amenazas. Cuando el organismo percibe un peligro potencial, las glándulas suprarrenales liberan adrenalina y cortisol (hormonas del estrés), que hacen que se acelere el corazón para bombear más cantidad de sangre hacia los músculos y otros órganos. Cuando desaparece la amenaza, el cerebro envía la orden de parar y el organismo vuelve a la calma... En teoría, porque con frecuencia nos cuesta regresar a la normalidad, ese estrés mantenido en el tiempo es el que puede acarrear problemas de salud.

Estamos atacados

"El estrés no es ni bueno ni malo, depende de su intensidad, de la frecuencia y de cómo lo gestionemos. La cuestión es tener el justo para resolver la situación amenazante", aclara Guillermo Fouce, profesor de Psicología de la Universidad Complutense de Madrid (UCM). Pero la cosa no es tan sencilla, a juzgar por los resultados de un estudio del laboratorio Cinfa, que ha encontrado que más de 12 millones de ciudadanos en España tienen estrés habitualmente. Y es aquí donde puede estar una de las claves de la epidemia de sobrepeso que hay en este país, y que afecta al 60% de la población, según la Revista Española de Cardiología. Porque, como dilucida una investigación reciente publicada en Proceedings of the National Academy of Sciences, la obesidad es una de las consecuencias que tiene ese estado de tensión agobiante

Lógicamente, no se puede concretar el número exacto de kilos que se agarran al cuerpo por cada cosa que nos altere, pero para hacernos una idea, el efecto del estrés es comparable al que tiene comer una hamburguesa con queso o una barra de chocolate y caramelo, según se desprende de los trabajos de un equipo de científicos de la Universidad Brigham Young, en Utah (Estados Unidos), que ha constatado que el estrés afecta al intestino tanto como la dieta. Concretamente, la investigación (llevada a cabo en ratas y publicada en Nature) ha detectado que la microbiota (población de bacterias del intestino) de las hembras delgadas estresadas cambia hasta parecerse a la de los machos obesos. Estos mantienen estable su composición bacteriana, si bien el estrés hace que estén más ansiosos y menos activos físicamente.

Y solo nos calma el dulce

Al margen de lo que suceda en el interior de las tripas, y que pueda favorecer la ganancia de peso, lo cierto es que cuando estamos estresados, mordisquear palitos de apio o de zanahoria no consuela tanto como comer un trozo de pizza, media tableta de chocolate o cualquier otra comida bien cargada de calorías.

Fernando Fernández-Aranda, coordinador de la Unidad de Trastornos de la Alimentación del Hospital de Bellvitge, en Barcelona, comenta: "Las situaciones de estrés, que directa o indirectamente suelen influir en nuestro estado de ánimo, modulan la ingesta de alimentos empujándonos a que comamos por exceso o por defecto. A través de la comida conseguimos aliviar o evadir sensaciones negativas; y que generalmente optemos por un determinado tipo de productos (altamente calóricos) viene dado por aspectos sensoriales (suelen ser más sabrosos), de privación (las personas que hacen dietas evitan estos alimentos y por tanto incrementan su deseo por ingerirlos) y biológicos/nutricionales, asociados a las sustancias que los componen y su efecto sobre el ánimo".
Este experto, que pertenece al Centro de Investigación Biomédica en Red de Obesidad y Nutrición (Ciberobn), piensa que el estrés, por sí mismo, no engorda. ¿Su argumento? "En el último siglo, la humanidad ha estado expuesta a situaciones importantes de estrés y no ha aumentado la obesidad como está sucediendo actualmente". Eso sí, admite que lo que puede engordar son las estrategias utilizadas para aliviarlo, unido a una vida sedentaria. Y lo peor, añade Fernández-Aranda, "es que se generará un círculo vicioso que activaremos en futuras situaciones de impacto".

¿Y cuándo se produce esto? Nuria Guillén, dietista-nutricionista del hospital San Joan de Reus y profesora en la Universidad de Tarragona, lo explica: cuando optamos por comer como válvula de escape (ingesta emocional), "elegimos el dulce porque es agradable para el paladar, y una manera de paliar situaciones de ansiedad o desánimo por el placer que genera".

Para colmo, el estrés provoca insomnio

Cuando es crónico también afecta al sueño (en cantidad y calidad), hasta el punto de que las mujeres de mediana edad duermen como los mayores (que necesitan menos) o como los insomnes, sostiene un estudio publicado en la revista Sleep. La corta duración del sueño se asocia a una mayor ingesta calórica total, a dietas con más grasas y menos proteínas y a reducir frutas y verduras, según documenta Advances in Nutrition. Todos ellos, factores que predisponen a la obesidad y a desarrollar enfermedades relacionadas como diabetes o hipertensión.

En este escenario es difícil encontrar una salida, pero no imposible. Una de ellas es intentar corregir la relación con la comida. Fernández-Aranda matiza: más que alimentos que empeoren el estrés, debemos hablar de personas con propensión a comer ante determinadas situaciones de vulnerabilidad. "En humanos no se ha demostrado que determinado tipo de alimentos tengan un mayor poder adictivo y, por tanto, inciten a una ingesta más fecuente; pero sí hay sustancias que influyen en el sistema nervioso central (cafeína, teína, bebidas energéticas) y que, por su efecto modulador en el estado de ánimo, pueden influir indirectamente en un plan alimentario".

Guillermo Fouce, añade: "La sobrealimentación cumple su función a corto plazo (proporcionar un subidón de energía en un momento determinado) y la hemos adquirido como una respuesta eficaz, pero a la larga genera muchos problemas". ¿Cuál es su receta antiestrés? "Tomar conciencia de que es una reacción normal a la que hay que adaptarse. Después, evaluar las situaciones (si son o no estresantes), y activarnos solo ante las que de verdad lo requieran. Y, por último, aceptar una situación si no podemos cambiarla".

Fuente: https://elpais.com/elpais/2018/03/17/buenavida/1521290847_089200.html

***

Para ayudarte con el estrés y reducirlo, incluso eliminarlo, tienes Reiki.

Ser el centro de uno mismo

Ser el centro de uno mismo

 Practicando el diálogo con nosotros mismos podemos darnos cuenta de si hemos llegado a nuestro centro, a la cima de nosotros mismos.

 Para estar en el centro, solo hace falta desplazar la conciencia a lo más alto de nosotros, y ese centro se convierte en unión entre lo más bajo de nosotros y lo más elevado.

 Ese centro ha estado representado a menudo simbólicamente por imágenes de una montaña o de una pirámide (escalar nuestra propia montaña interior)....

 ¿Dónde está el corazón o el centro del universo? En todos lados y a la vez en ningún sitio.
Para conectarse con el «Ser de las cosas» hace falta conectarse con uno mismo.

 El sitio del ser humano es estar en ese centro de naturaleza profunda y superior, y no en el de su ego. Solo podemos conocer nuestro lugar en el universo situándonos en nuestro interior.
http://ow.ly/Bh9x30k1xxm
 
Tienes #Reiki como herramienta de centrado.
 
 

martes, 19 de junio de 2018

Para el alma

Mi vida con Reiki. Suena un bucle de vida en las estrellas, de Berta Velasco, es uno de esos libros escritos desde el corazón y la experiencia personal de la autora, que nos muestra cómo la vida nos ofrece multitud de herramientas para superar los obstáculos que todos nos encontramos en la vida.
Un testimonio personal sobre cómo el Reiki, el Coaching, los Registros Akáshicos y el Patchwork crearon un espacio esencial en su día a día para la meditación y la evolución espiritua...l, que le permitieron transformar su vida y convertirla en un espacio de crecimiento para ella y su familia y, posteriormente, para sus alumnos, con los que ha creado un precioso lazo de amistad, crecimiento y nutrición mutuos.

 En definitiva, un testimonio personal de una persona con una gran sensibilidad y dotes de liderazgo donde nos muestra, con un lenguaje coloquial, cómo una crisis personal convertida en oportunidad, le permitió, no sin dificultades, expresar su verdadera esencia y convertirse en la mujer que hoy se muestra al mundo a corazón abierto ayudando a los demás a reencontrarse consigo mismos e iniciar su camino de vuelta a la felicidad.

 Rosabel Domínguez.
 
 
 
Libro disponible en Amazon

martes, 12 de junio de 2018

Personas tóxicas vs. Personas fructuosas

La mayoría quiere saber cómo eliminar personas tóxicas de su vida.

¿Y si cambias el foco y en lugar de fijarte en las personas tóxicas comienzas a fijarte en las fructuosas?
 
Cómo identificar a una persona fructuosa
 
 
¿Te anima a ser mejor persona?
¿Te hace creer en ti?
¿Te motiva a desarrollar todo tu potencial?
¿Te impulsa a tomar tus propias decisiones?
 
Este tipo de personas te inspiran confianza. Sientes que puedes hablar y que eres escuchado. Tal vez parezca que te dan un consejo pero ellas no aconsejan. Dan su punto de vista sobre una situación sin juzgar, mostrando empatía a la par que sinceridad. No te elogian, halagan, ni te tratan dulce y gratuitamente y si tienen que hacerte una llamada de atención lo harán.

 Son personas que no trataran de salvarte porque saben que eso solo te corresponde a ti. Ellas estarán ahí si tú demandas su ayuda; también sabrán retirarse cuando así consideren que es lo más oportuno.
Son personas que ayudan en silencio la mayoría de las veces. Incluso se dejan exprimir si es para el bien de esa tercera persona, que en muchos casos, cuando sienta que ya se ha beneficiado de todo lo que necesitaba, desaparecerá por arte de magia. Pero ese no es el problema de la persona fructuosa porque ella se ofrece desde el centro de su ser, desde su esencia.

 Las personas fructuosas compartirán y disfrutaran con tus éxitos.
 
Tratan a todos por igual porque no ven cargos ni títulos y sí personas y a cada una motivará para que de lo mejor de sí misma a sí misma en primer lugar.

 Quizás conozca a alguien así en tu entorno. Puede que incluso hayas etiquetado a esa persona de tonta. No te culpes. Parece que vivimos el mundo al revés.
 
Poema de José Agustín Goytisolo
 
"Érase una vez
un lobito bueno
al que maltrataban
todos los corderos.
Y había también
un príncipe malo,
una bruja hermosa
y un pirata honrado.
Todas estas cosas
había una vez.
Cuando yo soñaba
un mundo al revés."
 
Puede que sea el momento de que te plantees ver la situación desde otro ángulo. Reencuadre lo llaman en coaching. Si quieres saber más sobre la técnica de reencuadre contacta con José Barroso.
 
Las personas fructuosas no llevan un cartel ni una camiseta anunciándose como tal. Estas personas saben más de actos que de palabras.
 
Dicen que no abundan pero yo no lo creo así. Creo simplemente que estamos enfocados más en desenmascarar a personas tóxicas y ahí perdemos la energía. Seamos nosotros mismos, ese es nuestro gran reto. Vivir de acuerdo a nuestros principios y valores, en consonancia con ellos, con coherencia. Y dejemos que los demás vivan también su vida como puedan o sepan, sin etiquetar, sin buscar, dejando que todo ocurra.
 
“Séamos como el sándalo, que perfuma el hacha del leñador que lo hiere”.
-Rabindranath Tagore-

martes, 5 de junio de 2018

Lectura

¿Cómo puedo dar un paso más en mi vida laboral?
 
Alma bella donde las haya.
Destapa todos tus dones.
Juega a ganar.
Nada dejes en el tintero del Amor hacia ti misma.
 
¿Qué más pasos quieres dar?
Continúa tu labor, tu lucha sin cuartel, tu entrega.
Tu Ser te guía, te habla y acompaña,
ahora bien si algo más deseas hacer,
se fiel, siempre a tus principios.
 
No expongas,
no entregues donde no veas el bien.
Bienhechora tú eres 
Elige bien.
 
Tus caminos, tus cuidados te asesoran
Ejemplo ejemplarizantes es.
Hacer bien atrae bien
Hacer mal, atrae mal.
 
Valores. Valores. Valores.
 
No rindas ante los que tuyos no son.
Valores te mantendrán en pie.
Sin valores te prostituyes.
¿Quieres eso?
 
Valores en pie. Como estandarte. Como marca personal.
No expongas lo que no es necesario.
No luches 
Ofrece y espera.
 
Paciencia infinita recompensada siempre es.
Valores. valores. valores
¿Conoces bien los tuyos? Es menester.
Prioriza
 
Alcanza tu meta.
Nunca des sin recibir.
 
Valores. Valores. Valores.
 
Son tu salvaguarda. Conocemos bien.
VALORES familiares, laborales, económicos, éticos.
VALORES. Prioriza tu bien.
 
 
Concordia
Paz
Amistad

Sinceridad
Amor
Lealtad
 
Orgullo
Humildad
Sinceridad

Amistades peligrosas sin valores son.

No descuides
No te creas
No distraigas
El Fin es. Los medios son con valores.

Pregunto: ¿Algo más para esta persona?

En la noche tormentosa 
Ocultos valores están
Rescátalos
Tuyos son
Amén
 
Sabiduría Innata posees.
Sácala a tu luz
 A flote.
Ilumínate, iluminando así a otros. Luciérnaga de día.

Luciérnaga de día. 
Se fiel a ti misma
No te vendas
Fidelidad a ti misma.
 
Jesús
Amén
YO FIEL
   💙
JOFIEL
 
Comprende y Emprende.
Amen